Panceta casera para espaguetis a la carbonara.

Por fin he descubierto como hacer la panceta curada al estilo italiano para pasta a la carbonara. Desde que vivo en España encontrar una panceta ideal para hacer pasta a la carbonara me ha resultado siempre caro y complicado. He probado varios tipos de panceta como la oreada y el bacon pero el resultado no ha sido nimiamente comparable al que sería con una buena panceta curada al estilo italiano para pasta a la carbonara. También he comprado en tiendas de productos italianos. Pero la panceta resulta ser muy cara y no siempre muy buena. Así que decidí buscar recetas en internet y experimentar.

Debería haberlo hecho antes. He obtenido una panceta curada optima, con mucho sabor y muy barata. Solo hay que tener un poco de paciencia para que esté lista. Por fin puedo hacer mi pasta a la carbonara como la tradición italiana manda. 

Una vez que esté vuestra panceta la podréis comer cortada muy fina sobre una rebanada de pan tostado caliente y con muchos platos más. Este tipo de panceta va bien también para pasta a la amatriciana, aunque los suyo es usar el “guanciale” (la papada). Intenté hacer papada pero al ser una carne mucho más grasa no conseguí que me saliera bien.

Vamos a ver como se prepara, es una receta fácil y económica.

Panceta curada al estilo italiano para pasta a la carbonara
Ingredientes
  1. Panceta fresca con su piel 1 pieza de 1 kg
  2. Pimienta negra molida 6 cucharitas
  3. Cilantro molido 2 cucharadita
  4. Pimientón 2 cucharadita
  5. Laurel molido 1 cucharadita o 2 hojas
  6. Vino blanco 1 vaso.
  7. Tomillo unas hojas
  8. Sal marina gorda medio kg
Añadir ingredientes al carrito
Si no tienes la aplicación Buy Me a Pie! instalada, veras los ingredientes inmediatamente luego de descargarla
Instruciones
  1. Mezcla todas las especies juntas.
  2. Coloca la panceta encima de una bandeja plana. Echa encima de la panceta la mitad de las especias y masajeala bien con la mano por encima y por los lados, la piel no. Asegurate que las especias entren bien en eventuales cortes.
  3. Cuando esté uniformemente recubierta de especias cubrela con una capa de sal de 1 cm mínimo. Asegurate que también los laterales estén cubiertos.
  4. La ponemos en el frigorífico durante 5 días. Tendrá que estar inclinada almeno un medio palmo para que vaya soltando el liquido. Pon un plato por debajo para que vaya recogiendo el liquido que suelta.
  5. Transcurrido 5 días sacala del frigorífico, sacudela de la sal y cuelgala (en mi caso con el gancho de una percha de metal) en una habitación donde la temperatura no supera los 20 º C durante 1 semana. Otra opción es dejarla en el frigorífico envuelta en papel de cocina que habrá que ir cambiando todos los días.
  6. Transcurrida la semana lava la panceta con un vaso de vino blanco. Secala bien con papel y vuelve a masajearla con las especias. Cuelgala otra vez durante unos 10 días para que acabe su proceso de maduración.
Notas
  1. Es mejor prepararla en invierno para tener temperaturas no superiores a los 20º C para la fase de secado.
Imprimir
Una italiana en la cocina https://unaitalianaenlacocina.es/