Mousse de limón y limoncello, un postre fresco y cremoso con dos texturas.

Si hay algo que me refresque de forma duradera en verano eso es el limón, puede ser en un granizado, en una limonada o algo más elaborado como esta deliciosa mousse de limón y limoncello, un postre sin horno perfecto o simplemente para refrescarte.

En casa de mis padres nunca faltan buenos licores caseros como el limoncello, el 7 spiriti (7 espiritos), el licor de azufaifos… y mi madre siempre me guarda alguno, pero hace tiempo que no me trae un buen licor de limoncello así que para preparar este postre frío he tenido que esperar a ir a su casa y poder aprovecharme de su reserva. No es que no sepa prepararlo pero es que aquí en España no encuentro el alcohol 95º que se usa para hacer los licores.

Si buscas un postre refrescante, algo diferente de la sólita mousse o sorbete de limón y que también tenga un aspecto algo sofisticado esta mousse de limón y limocello es lo que buscas. Este postre italiano tiene dos texturas que lo hacen aún más especial, además la presencia del alcohol no se nota para nada, notarás solo el delicioso aroma de limoncello.

La mejor época para disfrutar de este postre frio es sin duda el verano, no te quiero mentir, aunque tuviera la nata, el cuenco y las varillas heladas, con la temperatura que hacia costaba mantener la  nata firme, así que con unos grados menos  obtendrás seguramente una mousse de limón mucho más bonita y firme que la mía. Puedes elaborar este postre también con Thermomix al igual que la mousse de café.

Con esta receta participo al Juego de blogueros 2.0 y el reto del mes es una receta con limón. Si buscas más recetas hechas con limón mira también los blogs de mis compañeros de reto:

Elvira, Carabiru, Mónica, Eva, Cristina, Ligia, Laura, Noelia, Eva, Natalia, Maryjose, Silvia.
 

 

Mousse de limòn y limoncello
Raciones 4
Tiempo total
40 min
Tiempo total
40 min
Ingredientes
  1. Limones 3-4
  2. Claras de huevo 80 g (aprox. 2 huevos tamano L)
  3. Azucar 220 g
  4. Gelatina en hojas 2 g
  5. Licor limoncello 4 cucharadas soperas
  6. Nata para montar 250 g
Para decorar
  1. Rodajas de limòn
  2. Menta fresca
Añadir ingredientes al carrito
Si no tienes la aplicación Buy Me a Pie! instalada, veras los ingredientes inmediatamente luego de descargarla
Instruciones
  1. Ralla la piel de dos limones con un rallador fino y resérvala.
  2. Pon la gelatina en remojo en agua fría.
  3. Exprime los limones hasta obtener 120 g de zumo filtrado sin semillas ni restos de pulpa.
  4. Pon en un cazo el zumo de limón junto con 160 g de azúcar, cocina hasta que empiece a hervir.
  5. Aparta del fuego, vierte 150 g de jarabe en un cuenco y añade la hoja de gelatina bien escurrida. Remueve hasta que la gelatina quede del todo disuelta, añade 3 cucharadas de limoncello y vuelve a remover. Reserva los dos jarabes (el que acabas de preparar con gelatina y el que queda en el cazo).

Preparaciòn del merengue
  1. Monta las claras a nieve y mientras bates con las varillas añade poco a poco el jarabe bien caliente que te ha sobrado (el que no lleva gelatina), añade también 60 g de azúcar divido en dos tandas de 30 g. Las claras tienen que quedar bien firmes. Deja enfriar.
  2. Monta la nata en un bol muy frío.
  3. Una vez que el merengue esté bien frío añádele la nata montada, la piel rallada de los limones y una cucharada más de limoncello. Mezcla suavemente con movimientos de abajo hacia arriba hasta que quede todo bien mezclado.
  4. Coloca un poco del jarabe que guardaste al principio (el que lleva gelatina) en la base de una copas y distribuye por encima el merengue (puedes hacerlo también con una manga pastelera), deja reposar en el congelador una hora antes de servir. Si lo preparas con más antelación lo puedes guardar en frigorífico y luego meterlo en el congelador unos 40 minutos antes de servir. Justo antes de servir decora la mousse de limón con media rodaja de limón y unas hojas de menta.
Preparación con Thermomix
  1. Mete el vaso y la mariposa en el congelador mínimo media hora para que se enfríe bien.
  2. Pon en remojo la gelatina en agua fría.
  3. Coloca el vaso de la thermomix y monta la nata bien fría, aproximadamente tardará un minuto a velocidad 3.5, pero quédate pendiente porque el tiempo puede variar. Cuando acabes pásala a un bol también frío y reserva en el frigorífico.
  4. Ralla la piel de dos limones con un rallador fino y resérvala.
  5. Exprime los limones hasta obtener 120 g de zumo filtrado sin semillas ni restos de pulpa y viertelo en el vaso junto con 160 g de azúcar, programa 3 minutos 100° C vel. 1.
  6. Ahora vierte 150 g de jarabe en un cuenco y añade la hoja de gelatina bien escurrida. Remueve hasta que la gelatina quede del todo disuelta, añade 3 cucharadas de limoncello y vuelve a remover. Guarda el resto de jarabe en otro bol y reserva ambos.
Preparación del merengue con Thermomix
  1. Asegúrate que el vaso esté bien limpio y seco, coloca la mariposa, añade las claras y programa 2,5 minutos vel. 3.5. Mientras la maquina está en movimiento añade lentamente en hilo desde la abertura el jarabe bien caliente (El que no lleva gelatina), añade también 60 g de azúcar divido en dos tandas (la primera mitad a los 45 seg. y la segunda al minuto y medio). Las claras tienen que quedar bien firmes, si es necesario déjalas unos segundo más. Deja enfriar.
  2. Una vez que el merengue está bien frío añade la nata montada, la piel rallada de los limones y una cucharada más de limoncello. Mezcla suavemente con movimientos de abajo hacia arriba hasta que quede todo bien mezclado.
  3. Coloca un poco del jarabe que guardaste a principio (con gelatina) en la base de unas copas y distribuye por encima el merengue (puedes hacerlo también con una manga pastelera), deja reposar en el congelador una hora antes de servir. Si lo preparas con más antelación lo puedes guardar en frigorífico y luego meterlo en el congelador unos 40 minutos antes de servir. Justo antes de servir decora la mousse de limón con media rodaja de limón y unas hojas de menta.
Notas
  1. Otra opción muy bonita para presentar este postre es poniendo el merengue en la base de la copa distribuido de tal forma que quede un hueco en el centro, pon las copas a reposar en el congelador durante una hora y cuando las saques para servir añade el jarabe que apartaste (con gelatina) en el hueco del centro.
  2. En verano antes de mezclar la nata montada con las claras montadas, guarda en el frigorifico las claras una media hora para que al mezclarlas con la nata esta no se desmonte.
Imprimir
Una italiana en la cocina https://unaitalianaenlacocina.es/