Seleccionar página

Pesto de albahaca o “pesto alla genovese”

La receta italiana que os voy a preparar hoy es el pesto de albahaca, una salsa fría símbolo de toda una región italiana, la Liguria. Si no habéis estado aún es sin duda un sitio que hay que visitar. Esta región está llena de rincones inolvidables como le Cinque Terre, a mi personalmente me encantaron.

Esta salsa fría es ideal para acompañar pasta, pizza y focaccia o para dar otro toque a tus tapas. Os aconsejo usarla sobre todo con pasta corta, la tradición manda que se coma con un tipo de pasta llamado trofie.

Ingredientes 

El pesto de albahaca es una receta tradicional de la cocina italiana y para los genoveses es tan importante que para prepararla aconsejan usar una albahaca que tiene hasta una denominación de origen, junto con aceite de oliva, ajo de Liguria, queso parmesano y queso de oveja. En mi caso prepararé esta deliciosa salsa italiana con albahaca de mi balcón, aceite virgen extra de mi padre y un buen parmesano.

Si queréis obtener un buen pesto tendréis que usar buenos productos y sobre todo la albahaca tendrá que ser fresca y de buena calidad, en un intento de prepararlo para no dejar pelada mi planta, la compré y el resultado fue un puré de clorofila, nada parecido a la verdadera receta italiana. Os aconsejo además de utilizar un aceite virgen extra que tenga un sabor suave, estilo uno de arbequina, para no cubrir demasiado el aroma de la albahaca.

Preparación

Para la preparación de esta salsa fría la tradición manda que se use el mortero de mármol, con éste se obtendrá una textura óptima, pero si no somos muy expertos en manejarlo nos arriesgaremos en sobre calentar las hojas que se oxidarán y se volverán negras y al final nuestra salsa podría tener un ligero sabor a oxido.

Como soy amante de la tecnología y no me gusta complicarme la vida, he usado la minipimer con el vaso de picado  y os aconsejo hacer lo mismo. Para evitar la oxidación de la albahaca es conveniente poner el vaso y las lamas previamente en el congelador, para que estén bien frías y triturar con pequeños golpes a la velocidad más baja que os permita vuestra minipimer. Si cuidáis estos detalles el resultado será un pesto más cremoso pero igualmente muy rico y muy parecido al tradicional. Si usáis la Thermomix tendréis que doblar las cantidades y dar pequeños golpes de 3 segundos a velocidad 7, además cada vez habrá que ir bajando el pesto hacia abajo con la ayuda de una espátula.

Consevación

Si no lo gastáis todo el mismo día lo tendréis que guardar en un contenedor hermético en el frigorífico cubierto con una capa de aceite. También se puede congelar en la cubitera del hielo y sacarlo según necesidad, pero seguramente saldrá con un color más oxidados.

Si esta receta te ha gustado prueba también la focaccia con queso y pesto y el pesto de tomates secos.

 

Pesto de albahaca
Raciones 2
Tiempo de Preparación
10 min
Tiempo de Preparación
10 min
Ingredientes
  1. Hojas de albahaca 25 g
  2. Piñones 10 g
  3. Queso parmesano rallado 25 g
  4. Queso de oveja rallado (opcional) 10 g
  5. Aceite de oliva virgen extra 50 g
  6. Sal gorda unos granos
  7. Ajo un diente
Añadir ingredientes al carrito
Si no tienes la aplicación Buy Me a Pie! instalada, veras los ingredientes inmediatamente luego de descargarla
Instruciones
  1. Lavar las hojas con mucho cuidado llenando un cuenco con agua, sumergimos las hojas y las removemos suavemente, luego las escurrimos y las secamos con papel. También se pueden poner en una centrifuga para ensalada. En ambos casos las hojas tienen que estar totalmente secas.
  2. Poner en la minipimer el diente de ajo con 2-3 granitos de sal gorda. Dar un par de golpes para triturar.
  3. Añadir contemporáneamente todos los demás ingredientes pero siguiendo este orden: primero la mitad de las hojas de albahaca, los piñones, queso, aceite, las hojas de albahaca que quedan y unos 5 granitos más de sal. Triturar dando golpes de 1-2 segundos a baja velocidad hasta obtener la textura deseada.
  4. Poner en un bote hermético y cubrir con un poco una capa fina de aceite.
Notas
  1. No olvides leer la introducción para no perderte ningún detalle sobre la preparación de esta receta de pesto de albahaca.
  2. En esta receta puedes poner hasta 50 g de queso rallado entre parmesano y queso de oveja. Solo depende de tus gustos.
  3. Esta cantidad la puedes usar para preparar un plato de pasta para dos personas. Cocina la pasta y escúrrela, luego añade el pesto y un poquito más de aceite. Remueve bien y está listo para servir.
Imprimir
Una italiana en la cocina https://unaitalianaenlacocina.es/

Pin It on Pinterest