Panna cotta original, un postre irresistible.

Me estaba resistiendo a preparar este postre para el blog porque veo que la red ya está inundada con esta receta italiana. Pero mi pareja me ha insistido, dice que está demasiado bueno, así que aquí os dejo mi receta de panna cotta original. ¿Porque deberías probar mi receta en lugar de una de las otras miles? Simplemente porque mi panna cotta es realmente deliciosa, queda cremosa y para nada empalagosa. 

Este postre italiano es originario de la región Piemonte pero esta receta ha conquistado todo el país y ha ido mucho más allá. 

Como podrás ver he elaborado la receta solo con nata, sin añadir leche porque la verdadera panna cotta solo se hace con nata. Es verdad que la leche rebaja un poco las calorías de este postre pero en mi opinión la panna cotta pierde también en consistencia ,textura y sabor así que no me preocuparía de unas pocas calorías de más.

Esta es la receta que preparo desde siempre, echando cuentas más de 20 años, y nunca me falla. Es un postre fácil de preparar y económico, además lo tendrás listo tras un par de horas en frigorífico. No obstante te aconsejo comerlo 24 después de haberlo hecho porque queda mucho más rico.

Con que acompañarlo

La panna cotta en Italia solemos acompañarla de salsa al caramelo, al chocolate o de frutos del bosque. Mi favorita es la salsa de frutos del bosque, pero como ya estamos en temporada de fresas he preparado una salsa o coulis de fresas. Te recomiendo probar esta receta así porque queda espectacular!

Y si te gustan las fresas prueba también el granizado de fresas.

Panna cotta original con coulis de fresas
Raciones 6
Necesita mínimo 2 horas de reposo en frigorífico.
Tiempo de Preparación
5 min
Tiempo de Cocción
20 min
Tiempo total
30 min
Tiempo de Preparación
5 min
Tiempo de Cocción
20 min
Tiempo total
30 min
Para la panna cotta original
  1. Nata para montar 500 ml
  2. Gelatina 5 hojas o 8 g (en hojas o en polvo)
  3. Azúcar 100 g
  4. Esencia de vainilla o 1 vaina de vainilla
Para el coulis de fresas
  1. Fresas 450 g
  2. Azucar 100 g
  3. Limón zumo de 1/2
Añadir ingredientes al carrito
Si no tienes la aplicación Buy Me a Pie! instalada, veras los ingredientes inmediatamente luego de descargarla
Para el coulis de fresas
  1. Lava y limpia las fresas eliminando el rabillo y eventuales partes blancas.
  2. Pon en un cazo las fresas cortadas en tropezones junto con el azúcar y el zumo de medio limón. Cocina primero a fuego alto y luego progresivamente más bajo durante 20 minutos. Remueve de vez en cuando. Tiene que quedar una consistencia más bien melosa, no densa como una mermelada.
  3. Si quieres triturala, yo la prefiero con tropezones.
Para la panna cotta original
  1. Pon la gelatina en hojas en remojo en agua fría durante 5 minutos.
  2. Mientras pon en un cazo la nata con el azúcar y la esencia de vainilla (si usas una vaina tienes que abrirla por la mitad para sacar las semillas que meterás con la nata). Cocina a fuego medio alto sin parar de remover. Poco antes que empiece a hervir aparta del fuego y añade la gelatina en hojas o en polvo. Remueve bien hasta que la gelatina quede del todo disuelta.
  3. Vierte la panna cotta en un molde o un taper y deja reposar en frigorífico mínimo dos horas. También puedes servirla en vasitos individuales en este caso puedes poner una capa de coulis en el fondo del vaso, luego una capa de panna cotta y si quieres otra capa de coulis en la superficie. Quedará exquisita.
Con Thermomix
  1. Pon en remojo las hojas de gelatina.
  2. Prepara primero el coulis. Pon las fresas en el vaso y programa 4 sec. a vel. 4. Añde azúcar y limón y programa 20 minutos, temp. 100º vel. 2 y giro invertido. Si la quieres sin tropezones las puede triturar a tu gusto.
  3. Limpia el vaso y pon nata, azucar y vainilla. Programa 6 min., temp, 90º vel. 3. Añade la gelatina y programa 20 sec. vel. 5.
  4. Vierte la panna cotta en un molde o un tapper y deja reposar en frigorífico mínimo dos horas. También puedes servirla en vasitos individuales en este caso puedes poner una capa de coulis en el fondo del vaso, luego una capa de panna cotta y si quieres otra capa de coulis en la superficie. Quedará exquisita.
Notas
  1. Con 5 hojas obtendrás una panna cotta que se sirve bien también al corte, pero si te gusta que quede con una consistencia mucho más cremosa pon solo 4 hojas, pero en este caso solo podrás servirla en vasitos.
Imprimir
Una italiana en la cocina https://unaitalianaenlacocina.es/