Tarta salada veraniega, la receta para el verano.

Cuando llega el verano nos gustan más las recetas sin horno pero hay algunas recetas donde el esfuerzo merece la pena y es el caso de esta tarta salada veraniega.

En los grupos de cocina italiana, es frecuente, en cuanto empieza el calor verla por todas partes y al final me he decidido a probarla y te aseguro que es deliciosa. En Italia esta receta se llama “crostata salata” pero he decidido rebautizarla porque no se parece mucho a una crostata. La puedes preparar para diferentes ocasiones; para un buffet, una reunión con amigos, una comida o una cena sabrosa y ligera. 

Esta receta italiana puedes adaptarla perfectamente a tu gusto, en la guarnición puedes sustituir la mozzarella y el jamón con salmón o puedes mezclar el queso de la base con una lata de atún, si eres vegetariano con queso y unas verduritas. En cualquier caso no renuncies al queso, elige el que más te guste, te aconsejo queso tipo philadelphia o mascarpone. Si te gustan las recetas italianas ligeras y te ha sobrado algún ingrediente de esta receta prueba también los straccetti con rúcola y cherry. También puedes probar otro plato frìo como el vitello tonnato.

 

Crostata salada veraniega
Tiempo de Preparación
15 min
Tiempo de Cocción
30 min
Tiempo total
45 min
Tiempo de Preparación
15 min
Tiempo de Cocción
30 min
Tiempo total
45 min
Para la base
  1. Huevos 3
  2. Aceite suave (v.e. variedad arbequina o girasol) 80 g
  3. Leche 120 g
  4. Queso parmiggiano rallado (parmesano) 70 g
  5. Harina 200 g
  6. Levadura para tartas (tipo Royal) 1 sobre
  7. Sal
Para la guarnición
  1. Queso de untar cremoso (tipo philadelphia o mascarpone) 200 g
  2. Tomates cherry
  3. Rúcula
  4. Jamón 3 lonchas
  5. Perlas de mozzarella 100 g
Añadir ingredientes al carrito
Si no tienes la aplicación Buy Me a Pie! instalada, veras los ingredientes inmediatamente luego de descargarla
Método tradicional
  1. Unta un molde con mantequilla y luego espolvoréalo con harina. Sacude el molde para eliminar la harina en exceso.
  2. En un bol bate los huevos con aceite y leche.
  3. Añade queso rallado y mezcla bien, luego añade la harina tamizada con la levadura y una pizca de sal. Bate bien hasta conseguir una mezcla homogénea.
  4. Vierte la masa en el molde y hornea en horno caliente a 180º C durante 25-30 minutos hasta que quede dorado.
  5. Cuando esté lista, saca la tarta salada del horno, vuelcala sobre una rejilla y deja enfriar completamente.
Con Thermomix
  1. Unta un molde con mantequilla y luego espolvoréalo con harina. Sacude el molde para eliminar la harina en exceso.
  2. Pon en el vaso huevos, leche, aceite y programa 10 seg. vel. 4.
  3. Añade el queso rallado y mezcla 15 seg. vel. 4.
  4. Ahora añade harina, levadura y una pizca de sal y programa 40 seg. vel. 5.
  5. Vierte la masa en el molde y hornea en horno caliente a 180º C durante 25-30 minutos hasta que quede dorado.Cuando esté lista saca la tarta salada del horno, vuelcala sobre una rejilla y deja enfriar completamente.
Composición de la tarta
  1. Extiende el queso sobre la tarta (el lado que estaba en contacto con la base del molde), sin llegar hasta el borde.
  2. Corta los tomates por la mitad y distribuyelos en circulo en la parte más exterior. Luego coloca la rúcola en corona y formando un circulo las perlas de mozzarella. En el centro prepara unas rosas con el jamón, simplemente enrolla media loncha sobre si misma, junto a una perla de mozzarella en el centro de la tarta salada.
  3. ¡Ya está lista! Si no la sirves inmediatamente guárdala en frigorífico tapata con film transparente.
Notas
  1. Para esta receta puedes utilizar un molde de 24, 26 o 28 cm según quieras la base de la tarta más espesa o más fina. Yo he utilizado un molde de 24 aunque creo que quedaría mejor con uno de 26 cm. He utilizado un molde de esos que tienen la base un poco levantada como este molde rizado para que la tarta quede con el centro más bajo perfecto para rellenar con el queso
  2. La tarta se conserva muy bien durante un par de días sin quedarse reseca, siempre que esté bien tapada con film transparente y en frigorífico.
Imprimir
Una italiana en la cocina https://unaitalianaenlacocina.es/