Tarta helada de nata: la versión tarta del famoso cornetto

Ya estamos en junio y el día 7 de este mes mi blog cumple un año publicado en la red, así que he decidido preparar esta deliciosa tarta helada de nata para celebrar su cumpleaños.

Puedo afirmar que estoy muy orgullosa de mí y del resultado que he obtenido. Cuando empecé a montar el blog nunca  habría imaginado que iba a salir tan bonito. Ahora sé que las horas que dediqué a su construcción viendo tutoriales fueron bien empleadas porque cuando empecé no tenía ni idea de hacer una web y tras mucho esfuerzo lo he conseguido por mi sola. Esto por un lado y por el otro estáis vosotros, mis lectores, cada vez sois más y sois a quien le debo el éxito de Una italiana en la cocina,  habéis hecho que mi trabajo mereciera la pena. Gracias de corazón.

Volvemos a la receta de nuestra tarta helada de nata, es un postre muy fácil y económico, ideal como tarta de cumpleaños, perfecta también para refrescarse en verano. Para prepararla necesitas pocos ingredientes y un poco más de paciencia para que la tarta se congele.

Te habrás dado cuenta sin duda que esta tarta es la imitación del famoso helado cornetto, el año pasado iba muy de moda en los grupos de cocina italianos y este año por fin me he decidido en prepararla yo también. Si eres un golos@ no te la puedes perder, solo necesitarás nata, leche condensada, galletas… Además si eres celiaco puedes realizar esta deliciosa receta italiana utilizando galletas sin gluten. Si te gustan los postres fresquitos prueba también la mousse de café o la mousse de cerezas.

Si tu como yo tienes una pasión no dudes en dedicarte a ella porqué te hará sentir bien.

Tarta helada de nata con chocolate y avellanas
Raciones 9
La tarta necesita un reposo de 5 horas en congelador. Ingredientes para un molde de 22 cm
Para la tarta
  1. Nata para montar mínimo 35% de materia grasa 400 ml
  2. Leche condensada 180 g
  3. Esencia de vainilla media cucharadita de cafe (opcional)
  4. Galletas María o galletas sin gluten para celiacos 200 g
  5. Mantequilla 100 g
Para la decoración
  1. Chocolate negro 120 g
  2. Mantequilla 60 g
  3. Avellanas tostadas 50 g
Añadir ingredientes al carrito
Si no tienes la aplicación Buy Me a Pie! instalada, veras los ingredientes inmediatamente luego de descargarla
Método tradicional
  1. En un molde desmontable pon en la base una hoja de papel vegetal o papel transparente, no la recortes porque te ayudará a la hora de desmoldar.
  2. Funde la mantequilla en un cazo o en microondas.
  3. Tritura las galletas con un robot, luego añade la mantequilla derretida y mezcla bien.
  4. Vierte la mezcla en el molde y aplástala bien con una cuchara hasta conseguir una superficie recta y homogénea. Guarda en el frigorífico unos 20 minutos.
  5. Monta la nata en un bol, ambos tienen que estar bien fríos, hasta que quede bien firme. Puedes añadir unas gotas de esencia de vainilla.
  6. Añade la leche condensada poco a poco y ve añadiendola a la nata con la ayuda de una espátula con movimientos de abajo hacía arriba.
  7. Vierte la nata sobre la base de galletas y extiéndela bien. Pon el molde en el congelador durante 5 horas.

  8. Para preparar la cobertura funde el chocolate con la mantequilla en un cazo a fuego bajo. No sobre calientes la mezcla.
  9. Coge las avellanas y dividela en tres partes. Deja 1/3 de las avellanas enteras, otro tercio las partes por la mitad y las restantes las picas más finas.
  10. Retira la tarta del congelador, sácala del molde y con cuidado colócala sobre el plato de presentación.
  11. Ahora tienes que distribuir el chocolate sobre la tarta, lo puedes hacer con una manga pastelera o con una cuchara, puedes distribuirlo diseñando círculos sobre la tarta.
  12. Coloca las avellanas antes que el chocolate endurezca para que queden bien pegadas. Distribuye las avellanas enteras en el centro, luego las partidas y en el circulo más externo las molidas.
  13. Tu tarta está lista para saborearla o para volver al congelador.
Con Thermomix
  1. En un molde desmontable pon en la base una hoja de papel vegetal o papel transparente,te ayudará a la hora de desmoldar.
  2. Funde la mantequilla en un cazo o en microondas.
  3. Pon en el vao las galletas y trituralas 5 seg. a vel. 7.
  4. Añade la mantequilla y mezcla 10 seg. a vel. 4.
  5. Vierte la mezcla en el molde y aplástala bien con una cuchara hasta conseguir una superficie recta y homogénea. Reserva en el frigorífico unos 20 minutos.
  6. Lava y seca el vaso y ponlo en el frigorífico o en el congelador unos 20 minutos. Cuando esté bien frío coloca la mariposa y monta la nata a velocidad 3,5 no programes el tiempo, quédate al tanto para que no se pase (tardará aproximadamente unos 2 minutos). Añade la esencia de vainilla si quieres.
  7. Cuando la nata esté lista pon la maquina a velocidad 2 y añade la leche condensada a hilo, no tardes más de 1 minuto (también puedes pasar la nata en un bol bien frío y mezclar con una espátula).
  8. Sigue con el paso 7 del método tradicional.
Notas
  1. El tiempo de congelación varía en función de cada congelador, pudiendo emplear más o menos tiempo.
  2. Saca la tarta helada de nata unos 20 minutos antes de servirla para que resulte más fácil cortarla, la base de galleta es la que queda más dura.
  3. Para conseguir que la nata quede bien montada ponla en el congelador una hora antes de empezar junto con el bol donde la montarás.
Imprimir
Una italiana en la cocina https://unaitalianaenlacocina.es/