Albóndigas italianas, para mi “polpette”, un clásico de cine.

¿Has visto nunca los clásicos del cine Italiano? Si la respuesta es sí seguramente habrás visto como algún actor se comía un plato de espaguetis con albóndigas italianas. En Italia es algo tan tradicional e indispensable en una mesa que los italianos no seriamos tales si nos quitaran albóndigas, pasta y pizza. Yo seguramente sería otra persona, sin mi pasión por el buen comer y la cocina.

Desde que tengo memoria en mi casa ha habido albóndigas fritas todos los domingos y los días de fiesta. No pueden faltar y al día de hoy la tradición sigue, por lo menos en casa de mi madre…Mi hermana y yo para eso estábamos siempre bien dispuestas a ayudar.

Las albóndigas italianas fritas son un aperitivo perfecto. A mi madre muchas veces no le da tiempo acabar de freír que ya nos las hemos comidos recién sacadas del aceite. Te quemas la boca si, pero están buenísimas. Si vas en un agro turismo o en un restaurante de esos muy familiares siempre están en la carta, ya te he dicho que son un aperitivo perfecto.

Una receta para mil platos.

Ahora la moda es cuidarse y estar en forma así que en lugar de albóndigas fritas en muchos hogares se preparan albóndigas al vapor o cocinadas directamente en la salsa. Para mi este es un pecado muy grave ¿Te imaginas comer una pizza hecha al vapor? Pues yo no, para mi las albóndigas italianas tienen que ser fritas.

Te invito a probar esta receta italiana tradicional acompañada con una buena salsa de tomate italiana, tendrías un segundo  plato italiano de escándalo. Estas mismas albóndigas en salsa de tomate las puedes utilizar para un delicioso plato de pasta, tendrás un plato de espaguetis de cine. También puedes hacerlas tamaño gigante para rellenarla, pero esta receta me la guardo para más adelante. O puedes prepararlas tamaño mini para meterlas en una deliciosa lasaña italiana.

Las albóndigas sean como sean siempre vuelven locos a todos, tanto a los adultos como a los niños.

Que hace que las albóndigas italianas sean tan especiales.

Te estarás preguntando que tienen de especial las albóndigas italianas que no tengan las españolas. Lo entiendo, es una pregunta bastante normal. Como verás en los ingredientes nosotros ponemos queso parmiggiano, grana padano  o pecorino (queso de oveja viejo) rallado. Ya te he dicho en otras recetas italianas que estos quesos nunca pueden faltar en una cocina italiana. Verás como les dará a las albóndigas un sabor y una consistencia únicas. Pruebalo para creerlo, si ya has estado por mi blog  y has probado la crema de zanahorias sin duda sabes de lo que te estoy hablando.

Ten en cuenta que esta es una receta que siempre hago a ojo, así que siéntete libre de modificar las cantidades de los ingredientes según la disponibilidad que tengas en casa.

No me cabe duda de que esta receta te conquistará, si así no es dímelo por favor.

 

Albondigas italianas
Raciones 4
Tiempo de Preparación
5 min
Tiempo de Cocción
20 min
Tiempo total
25 min
Tiempo de Preparación
5 min
Tiempo de Cocción
20 min
Tiempo total
25 min
Ingredientes
  1. Carne picada de ternera (o 50% ternera y 50% cerdo) 500 g
  2. Pan duro remojado 1/3 de barra o una patata cocida mediana (para los celiacos)
  3. Grana padano o parmiggiano o queso de oveja viejo rallado 70 g
  4. Huevos 2
  5. Sal
  6. Pimienta
  7. Oregano
  8. Perejil unas hojas
  9. Ajo 1 diente pequeño
  10. Vino (opcional)
  11. Leche (opcional)
  12. Aceite de oliva v.e. para freír
Añadir ingredientes al carrito
Si no tienes la aplicación Buy Me a Pie! instalada, veras los ingredientes inmediatamente luego de descargarla
Método tradicional
  1. Pon en remojo el pan con leche o agua. Cuando ya esté bien blando apriétalo bien para que suelte todo el liquido. Los celiacos pueden usar pan sin gluten o una patata cocida mediana pasada por un pasa purea.
  2. Pon todos los ingredientes en un bol y mezcla hasta que esté todo bien amalgamado. Si la masa resulta algo dura añade un poco de vino, leche o agua. Si es pegajosa añade un poco de pan rallado. Deja reposar 10 minutos.
  3. Empieza a formar albóndigas del tamaño de una nuez.
  4. Calienta el aceite y cuando esté muy caliente pon las albondigas italianas, pocas por vez 6-8 unidades, para que la temperatura del aceite no baje mucho y para que salgan crujientes. No remuevas. Es ideal que las albóndigas queden casi recubiertas por el aceite. Fríe durante un par de minutos, luego dale la vuelta y fríe otro minuto más.
  5. Escúrrelas en un escurridor de acero o sobre papel y luego pásalas en un plato. Ya están listas para que las disfrutes.
Con Thermomix
  1. Pon en remojo el pan con leche o agua. Cuando ya esté bien blando apriétalo bien para que suelte todo el liquido. Los celiacos pueden usar pan sin gluten o una patata cocida mediana troceada.
  2. Mete todos los ingredientes en el vaso y programa 1 minuto y medio en modalidad espiga. Si la masa resulta algo dura añade un poco de vino, leche o agua. Si es pegajosa añade un poco de pan rallado. Deja reposar 10 minutos.
  3. Sigue con el paso 3 del método tradicional.
Notas
  1. Si quieres hacerlas en salsa o con pasta pincha aquí para ver como preparar la salsa de tomate al estilo italiano. Fríe antes las albondigas, quedarán mucho más ricas. Luego déjalas cocinar unos 20 minutos más en la salsa de tomate.
    .
  2. Si quieres preparar albóndigas para una lasaña tienen que tener el tamaño de una uña.
Imprimir
Una italiana en la cocina https://unaitalianaenlacocina.es/